Carta de despedida 6to año
Llegó el día que parecía muy lejano, el cual nos despedimos de la escuela.
No es un adiós, es un paso al costado para que otros niños puedan disfrutarla, aprender y cuidarla como nosotros. Cuando retrocedemos en el pasado no podemos creer, crecimos tanto , apenas nos damos cuenta, parece que fue ayer cuando éramos aquellos niños que por primera vez iban a entrar a esta escuela, mirando todo con desconfianza las caras de los que un día llegarían a ser como nuestra segunda familia.
Al lugar del que algún día saldríamos siendo grandes personas con todo lo aprendido.
Hoy culmina un ciclo, comenzó hace 7 años, cuando la maestra Susana Bengoechea nos tendió su mano para ingresar a esta escuela que hoy sentimos como nuestra segunda casa. Nos enseñó a compartir, jugar y a hacer nuestros primeros garabatos. Luego, nos soltó su mano y nos la dio su hermana Raquel a quien jamás podremos olvidar por su dedicación y entrega. Cuando quisimos acordar estábamos caminando a Ana María; fue quien con mucho amor pero con más firmeza y exigencia nos hizo entender que la hora del juego había terminado y comenzaba el momento de adquirir responsabilidad, estudiar y esforzarse. Al llegar a cuarto, Virginia Piedra Cueva nos enseñó a dar nuestras primeras lecciones, a trabajar en equipo y más. Quinto fue un año difícil pero nos enseñó que en la vida no es todo lindo y como uno quiere. Este año tenemos a Marta Arcos, una maestra que nos brinda cariño, protección, exigencia, pero trata de enseñarnos lo necesario para la nueva etapa que comienza.
Imposible no recordar nuestro paso por aquí, en forma general Gracias a todos los que nos acompañaron en todos estos años: Maestras, Profesor de Gimnasia, Comisión Fomento, nuestros padres y la directora que siempre nos dio cariño y protección.
Crecimos juntos superando los obstáculos que con ellos aparecieron y ahora nos toca luchar por lo que queremos.
Eso es todo, les deseamos un feliz año 2013 y esperamos que fuera de la escuela sigamos cultivando esta hermosa amistad, por eso no decimos adiós sino que un Hasta Pronto! J